Publicado en DV. Leer noticia original >>

El Benidorm se llevó el triangular del Lubaki tras imponerse al Bidasoa-Irun y al Amenabar Zarautz

Mikel Martínez, Ander Torriko y Kauldi Odriozola, ayer.

No había duda de que el triangular en el Lubaki de Zumaia iba a ser un éxito. El balonmano gusta en la localidad costera y juntar a tres de las perlas que ha dado su cantera en los últimos años provocó que el polideportivo estuviera lleno. Se colgó el cartel de ‘no hay entradas’ y todo el mundo pudo disfrutar de un jornada especial. Por un lado porque sobre la cancha se pudieron ver a dos equipos de la Liga Asobal como el Bidasoa-Irun y el Benidorm y a otro de la División de Honor Plata como el Amenabar Zarautz. Pero, sobre todo, por la presencia en cada equipo de un pulpito subcampeón de España con el conjunto zumaiarra hace dos temporadas.

Con la elástica amarilla del conjunto irundarra juega Kauldi Odriozola, que este curso debutará en la máxima categoría. También jugará sus primeros partidos en la Asobal Ander Torriko, pero este lo hará con el Benidorm, equipo por el que ha fichado este verano. Mikel Martínez, por su parte, seguirá en el cuadro zarautztarra.

Además de juntar a los tres jugadores, también hubo tiempo para dedicar un reconocimiento especial a Ander Torriko y Kauldi Odriozola. Jugar en la Asobal es importante, un gran paso en sus carreras, pero el aplauso lo recibieron porque recientemente se han proclamado campeones de Europa sub-20. Los equipos participantes hicieron pasillo al extremo y al central y los dos recibieron un pañuelo.

El Benidorm, el mejor

Los homenajes fueron emotivos y el triangular emocionante. Cada equipo jugó dos partidos de quince minutos cada uno. La lógica marcaba que el título se lo iban a disputar entre los dos equipos de la Liga Asobal, el Bidasoa-Irun o el Benidorm, y así fue. Los alicantinos se llevaron el triunfo final por un solo gol.

El primer partido de la tarde fue el derbi que enfrentó a los bidasotarras con el Amenabar Zarautz. Los irundarras se mostraron superiores y acabaron ganando 14-6.

Visto lo visto, el segundo encuentro, el que midió al Bidasoa-Irun y al Benidorm, se convirtió en la final por el título. Después del primer tiempo, el encuentro estaba empatado a siete. La igualdad se mantuvo hasta el final, pero los alicantinos acabaron ganando 12-13. Fue ese gol el que acabó decidiendo el campeonato.

Quedaba aún un último encuentro, entre el Benidorm y el Amenabar Zarautz, y otra vez la diferencia de categoría se hizo notar. Los visitantes llegaron con cuatro goles de renta al descanso, 5-9, y acabaron ganando por tres goles, 10-13.

Esta victoria acabó dando el triunfo final a los de Ander Torriko, que con dos victorias fueron los primeros. En segundo posición acabó el Bidasoa-Irun, con un triunfo en dos partidos, y tercero fue el Amenabar Zarautz.

La pretemporada sigue adelante y el Bidasoa-Irun y el Amenabar Zarautz continúan con su preparación de cara al campeonato, que comenzará en menos de un mes. Las maquinarias tienen que estar a punto.